Siguenos en tu correo

Lectores semanales

Archivo de noticias.

Buscar más

El PRI usa a los más pobres para seguir en el poder

Share it:

"PRI más déspota, el que usa a los pobres para ganar votos"



Quizá las palabras que el titular de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Luis Enrique Miranda Nava, dijo a la Diputada del Movimiento de Regeneración Nación (Morena), Araceli Damián González, el pasado 23 de noviembre, tuvieron más eco al ser pronunciadas en el marco del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer. El funcionario público le respondió a sus cuestionamientos y al final agregó: “Me faltó estudiar psiquiatría para entenderla a usted”.

la Diputada federal consideró que la actitud de Miranda Nava, sus errores y sus juicios, evidenciaron la importancia que el Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, le otorga al combate y erradicación de la pobreza en México.

Luego de tres meses al frente de la Sedesol, considera a Miranda como la cara del nuevo y el viejo PRI: “déspota, grosero, fuera de toda ubicación en torno de los papeles que a cada persona le tocan”.

A Miranda Nava, las críticas le dieron la bienvenida. Los partidos de oposición lo señalaron como un operador político que vería en los programas sociales una herramienta para los procesos electorales venideros. Por el origen de su carrera política, su llegada a la Sedesol puso en la mira el proceso electoral de 2017 del Estado de México, entidad en la que trabajo para Arturo Montiel Rojas y luego para Enrique Peña Nieto, como Coordinador de Asuntos Jurídicos. Ya este como Presidente, Miranda ocupó el puesto de Subsecretario de Gobierno; estuvo a cargo de las negociaciones con la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), hasta llegar a la Sedesol, lugar que pone en sus manos a más de 25 millones de personas beneficiarias de los programas sociales, las de más bajos recursos del país.


Frente a los diputados, Miranda negó ser un operador electoral, pero se autodefinió como un operador político: “No soy un operador electoral. Soy un operador político, no vengo a favorecer a un partido determinado de ninguna elección, soy orgullosamente mexiquense, también soy priista, pero antes que nada soy mexicano y también respeto la ley y quiero decirles con toda puntualidad: los programas que están señalados en el marco de desarrollo social están perfectamente auditados, son visibles y es imposible que se les dé un trato de manera electoral”.

Frente a las elecciones de 2017, al secretario se le ve muy seguido en tres entidades clave: Estado de México, Coahuila y Nayarit y con sus respectivos goebernadores, Eruviel Ávila, Rubén Moreira, y Roberto Sandoval.

Información recabada por SinEmbargo, señala que de esas 18 entidades, 14 están gobernadas por el PRI. Todo en dos meses. Entrega despensas, cheques, apoyos para pisos, techos y lleva noticias sobre los programas sociales que no han reducido la pobreza en años, como Prospera y la Cruzada contra el hambre.

Fuente: Sin embargo
Share it:

Publicar un comentario: